No se preocupe si accidentalmente derrama vino sobre su vestido favorito, se puede quitar fácilmente. Hay varias formas de hacerlo dependiendo de la mancha y de la rapidez con la que actúes. Los trucos para limpiar derrames los puedes encontrar en este artículo.

La ira es lo que muchas personas sienten en estas circunstancias. Cuando eres víctima de que alguien te arroje una copa de vino, o incluso a ti, ese sentimiento es de dolor, ira y, lo que es más importante, una pérdida muy querida para nosotros. Nadie quiere hacerlo, pero todos sabemos lo difícil que puede ser quitar algunas manchas, como las de vino. Y es posible que en alguna ocasión hayas tenido que tirar una prenda que te gustaba mucho porque tenía una de esas manchas imposibles de quitar.

Por eso y porque queremos que la experiencia de disfrutar de un buen vino sea siempre lo más agradable posible, creo que debemos tener en cuenta cuándo ocurren este tipo de accidentes. Aquí hay 5 formas diferentes de quitar una mancha de vino de tu ropa, asegurándote de que puedas usarlas por mucho tiempo.

Antes de hacer todo un drama

Ya sea que esté en una fiesta o en un evento formal, nadie quiere enfrentarse a las manchas de vino, y esto es especialmente cierto si la mancha está en un área que es fácil de notar. En tales casos, puede ser difícil de limpiar de inmediato.

Si bien la práctica de limpiar su hogar mientras sus invitados están allí puede parecer grosero, no es el único momento en que puede encontrarse lidiando con suciedad y mugre. Cuando esto sucede, es importante seguir estos pasos:

  • No frotes la prenda. Lo más normal es que nuestra primera reacción sea correr al baño, mojarlo con agua y frotarnos como si no hubiera un mañana, a ver si sale así. Pero no, la mancha de vino no se quita solo con agua y si frotamos en ese momento lo único que va a pasar es un roce innecesario en un tejido.
  • Coge una servilleta. En cuanto al mejor tipo de papel absorbente, en ese caso prueba con una toalla de cocina, que encontrarás mucho más absorbente que el papel higiénico. En cuanto puedas, enjuágala bien y lávala con jabón para quitar el vino. Simplemente coloca el papel o la servilleta encima del vino derramado y deja que absorba la mayor cantidad de líquido posible.
  • Fíjate en la etiqueta de la prenda. Esto te dirá si puedes lavar esa prenda a mano o en la lavadora. También le dirá si necesita limpieza en seco. Incluso si necesita llevar su ropa a la tintorería por ahora, es probable que ya sepa si puede hacerlo usted mismo en casa o si necesita hacer un viaje.
  • Actúa lo antes posible. Aunque a veces hay que tener cuidado y no cambiarse de inmediato, en los momentos en que puedas cambiar de prenda, aplica de inmediato los siguientes consejos. Sabemos que, dependiendo de a qué hora llegues a casa cuando parece que tienes más energía, la pereza puede dictar tus acciones. Pero si dejamos la mancha demasiado tiempo sin actuar, la mancha rebelde no desaparecerá.

1. Leche para quitar manchas de vino

Sí, como has oído. La leche ayuda a quitar las manchas de vino porque actúa como un ácido.

¿Cómo quitar las manchas de vino con leche? Muy fácil: solo tienes que calentar la leche al fuego en un recipiente. Luego pon la prenda manchada en el recipiente con la leche y déjala actuar el tiempo necesario, hasta que veas que ya no se ensucia. Cuando esto suceda, quítate la prenda y lávala como lo haces habitualmente.

2. Polvos de talco para eliminar la mancha de vino tinto

Aunque es más difícil tener polvo de talco, probablemente tengas maicena. Sin embargo, usar cualquiera de los dos ayudará a mantener el polvo alejado de la ropa y la mantendrá limpia. Moja la prenda, espolvorea lo suficiente para cubrir pero no demasiado y deja secar. Si aparece una mancha no permanente, use un paño para raspar el exceso. Retire cualquier resto de polvo con agua. Si no se ven signos de la mancha, aplique detergente líquido y use agua para lavarla.

3. Sal, el truco más sencillo contra las manchas de vino

El pelo de caballo suele ser fácil de encontrar mientras viaja y es un excelente sustituto de la maicena y el talco. En caso de que puedas conseguir alguno, solo sigue las mismas instrucciones que con los otros dos productos. En otras palabras, la sal no te ayudará a quitar la mancha de vino, pero evitará que se extienda rápidamente por toda la tela y se haga más grande. Es muy importante que solo dejes la sal por un tiempo breve porque, si te pasas de la raya, terminarás quitando todo el color de la camiseta.

4. Una mancha de vino tinto, con otra de vino blanco se arregla

Puede que te sorprenda, pero los taninos del vino blanco son capaces de absorber las manchas de vino tinto. Sin embargo, es bastante triste usarlo en lugar de sorberlo en el paladar.

¿Cómo lo haces? Fácil: basta con empapar un paño limpio o una esponja con vino blanco y luego cepillar las manchas de sangre hasta que queden completamente sumergidas. Luego coloque el artículo en su lavadora y listo, la mancha desapareció.

5. Limón o vinagre cuando la mancha de vino está seca

Bueno, perdiste la oportunidad de quitar esa mancha de vino tinto. No te preocupes, todavía existen algunos tratamientos que puedes probar para quitar la mancha: añade jugo de limón a la tela o, en su defecto, agua y vinagre (a partes iguales). Dejar actuar sobre la prenda durante 5-10 minutos antes de lavarla.

Como ves, eliminar las manchas de vino no es tan difícil como parece.

También te puede gustar:

Dejar un comentario