El deseo de tener instalada una red 4G en la luna de la NASA, se ha podido perfilar más claramente ahora que el instituto se ha asociado y ha empezado a desarrollar el proyecto de la mano con la empresa Nokia, objetivo que se pretende alcanzar para el año 2024.

El propósito de este proyecto es que se tengan a astronautas trabajando en una base instalada en la luna para el año 2028.

El mundo entero está lleno de tecnología, ya no hay espacio para el desbordante crecimiento, y es por esto que las empresas se han propuesto expandir sus alcances al resto del universo.

Ya la red 5G se ha instaurado en diferentes países del mundo, tecnología que para muchos resulta peligrosa y perjudicial tanto para los humanos como para los animales y las plantas, aunque la única función de esta red es que se pueda navegar por internet a una velocidad mucho más rápida.

La idea que ese pretende desarrollar es la de llevar a la luna la red 4G, para posteriormente llevar a la 5G.

4G en la Luna

Tanto la NASA como Nokia están trabajando en conjunto para que este plan se lleve a cabo exitosamente, acordando el trabajo de ambos.

Jim Bridenstine, que es el administrador de la NASA, declaró que la industria y el organismo al cual representa están trabajando en el desarrollo de capacidades para misiones que aseguren la presencia continua en la Luna de astronautas, y la posible proyección desde esta a misiones en Marte.

Lo principal es el desarrollo de la red 4G con el fin de obtener una comunicación más veloz entre las personas que se encuentre en el espacio, entendiendo por esto hábitats, astronautas, colonias, vehículos espaciales o módulos lunares.

Se contaría también con una especie de localizador que trabajaría como Google Maps y un servicio de mensajería que trabajaría como WhatsApp que posibilitará el envío de audio, vídeo e imágenes con mayor nitidez y calidad, siendo responsable de esto Nokia, quien lo trabajaría y desarrollaría.

El mayor obstáculo para la marca telefónica es trabajar en un terreno totalmente desconocido y ajeno a lo que están acostumbrados, por lo que tendrá que enfrentarse a varias dificultades como la diferencia de la gravedad, las temperaturas extremas, la radiación y hasta las vibraciones que pueden causarse durante los despegues y aterrizajes.

Además de lo anterior hay que tener en cuenta que la red 4G se sostiene de grandes torres de telefonía celular y que es imposible que se repliquen de tal forma en la Luna, se debería emplear un tipo de tecnología más compacta, en especial si se recuerda que tendrá que ser enviado mediante un cohete espacial.

Se suma a este proyecto de comunicación la idea de tener astronautas trabajando en la base espacial lunar, facilitando más de 370 millones de dólares a diferentes empresas estadounidenses con el fin de poder lograrlo.

También te puede gustar:

Dejar un comentario